Páginas vistas en el último mes

sábado, 30 de abril de 2011

Ejercicio y alimentación de nuestro APBT

Independientemente de la temperatura ambiental de la estación o del estado fisiológico de un perro, cuando todo lo demás es igual, cuanto más activo es un perro, más alimento requerirá..
Los perros de trabajo son aquellos que se emplean para cazar, arriar ovejas o para las carreras de trineos tirados por perros y los perros que rutinariamente corren largas distancias (es decir, más de 32 km. por semana).
Estos grupos de perros de trabajo pueden tener necesidades de nutrientes incrementadas cuando están entrenando o realmente trabajando.
Un punto de referencia para estos alimentos sería que fueran completos y balanceados con una alta densidad de nutrientes que incluyan por lo menos un 26 por ciento de proteínas, 10 por ciento de grasas, 30 por ciento de carbohidratos y 1750 kilocalorías cada 450 gr. de alimento seco.
Durante las estaciones en que un perro no está entrenando ni trabajando, se recomienda reducir la cantidad de la ración de entrenamiento/trabajo del perro o pasarlo gradualmente a un alimento con menos densidad de nutrientes y menor energía (que contenga por lo menos 20 por ciento de proteínas y 1.500 kilocalorías cada 450 gr. de alimento). Los perros que trabajan o entrenan no deben recibir alimento inmediatamente antes o después de una sesión de gran actividad.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Interesante información...Buen articulo