Páginas vistas en el último mes

sábado, 30 de abril de 2011

Fuente agencia bolivariana de noticias

Minamb: Ley de Fauna Doméstica garantiza el bienestar del hombre y el animal

Caracas, 10 Ene. ABN.- La nueva Ley para la Protección de la Fauna Doméstica proporciona un marco jurídico que protege a los animales domésticos y establece sanciones que garantizan la buena convivencia entre los humanos y el animal, sostuvo el director general de la Oficina Nacional de Diversidad Biológica del Ministerio del Poder Popular para el Ambiente (Minamb), Jesús Manzanilla.

Explicó que este instrumento jurídico, publicado en Gaceta Oficial Nº 39.338, da continuidad al mandato constitucional establecido en el artículo 127 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, acerca de la tutela de la diversidad biológica venezolana, refirió nota de prensa del Minamb.

Asimismo, destacó que la promulgación de la ley es producto del trabajo conjunto de la Asamblea Nacional y el Ministerio del Poder Popular para el Ambiente (Minamb), la cual se une a otros instrumentos legales de protección al ambiente como son la Ley de Aguas, Ley de Gestión de la Diversidad Biológica, Ley de Bosques y Gestión Forestal, Ley Orgánica del Ambiente y la reforma a la Ley de Fauna Silvestre (1977), que se espera culminar durante este año 2010.

“Este es otro paso importante que tiene lugar durante este año 2010, decretado por la Organización de Naciones Unidas (ONU) como Año Internacional de la Diversidad Biológica. La ley establece responsabilidades de los dueños con sus mascotas, estos animales no pueden estar desprotegidos. Así evitamos que haya irresponsables que abandonen a sus mascotas en cualquier parque porque ya no las quieren”, dijo.

Según explicó Manzanilla, las especies domésticas que son liberadas en plazas, parques recreacionales o nacionales representan un riesgo para la diversidad biológica nacional debido a que pueden resultar predadores de especies silvestres que hacen vida en esos lugares, como zorros, ardillas y lagartijas, entre otras.

A juicio del diputado Julio García Jarpa, vicepresidente de la Comisión de Ambiente de la Asamblea Nacional, esta ley recoge en sus primeros cuatro artículos los derechos contemplados en la Declaración Universal de los Derechos de los Animales, así como la participación de las comunidades organizadas en el cuidado y protección de los animales domésticos.

“Antes de la promulgación de esta Ley, no existía ningún instrumento legal que protegiera la fauna doméstica. Ahora, estos animales están protegidos del hacinamiento y abandono y se establecen mecanismos para asegurar sus cuidados médicos, así como la recuperación de los animales de la calle”, dijo.

Tal como lo explicó, a través de los Posaderos Caninos Municipales, las alcaldías gestionarán lo correspondiente a animales en cautiverio (mascotas) y libres (abandonados). Además, se establecerán registros municipales, regionales y nacionales que recogerán la información del animal (especie, raza, historial médico y de vacunación, entre otros) y de su propietario para establecer responsabilidades cuando existan daños producidos por alguna mascota.

“En el caso de los perros y gatos abandonados, la alcaldía se encargará de su cuidado (médico y alimentario) hasta someterlos a un proceso de adopción”, agregó.

El diputado también resaltó la importancia de los consejos comunales en la gestión de esta ley, ya que actúan como entes conciliadores en comunidades al identificar a los animales que se encuentren expuestos a los peligros establecidos en la ley y buscan las soluciones más adecuadas.

“Según la estructura de la ley, ahora Venezuela cuenta con sanciones severas de hasta 100 Unidades Tributarias para aquellos que maltraten a sus mascotas o animales de la calle, así como para los que tengan animales en situación de hacinamiento o en condiciones insalubres para el animal o los humanos con los que conviven”, acotó.

Sobre los pitbull

En el artículo 33 de la Ley de Protección de la Fauna Doméstica Libre y en Cautiverio se establece la regulación de propiedad y tenencia de perros de las razas conocidas como pitbull (bull terrier, american staffordshire terrier, american pitbull terrier y staffordshire bull terrier) hasta finales del año 2014, a partir de ese momento, estas razas están prohibidas en el territorio nacional.

Al respecto, García comentó que esta regulación obedece a la soberanía del Estado venezolano sobre la diversidad biológica y ya se ha hecho en algunos países de la Unión Europea (UE), como Italia, Suiza y Francia, así como en Puerto Rico (1998) y Ecuador (2009) en América Latina.

“Esta medida responde a que se ha comprobado que la raza no es domesticable. Es de naturaleza agresiva, probablemente porque fue modificada genéticamente a petición de la mafia siciliana para defender sus propiedades”, acotó.

Las razas pitbull tienen sus orígenes en la Gran Bretaña del siglo XIX, donde se realizaron los primeros cruces en busca de un animal que fuera fuerte para practicar el “Bull-Baiting”, antiguo deporte en el cual enfrentaban a una pareja de perros que debían tumbar a un toro, en base al cual los norteamericanos denominaron a la raza sucesora.

Sin embargo, el diputado considera que la campaña de desprestigio en contra de la ley “obedece a intereses particulares de las organizaciones no gubernamentales que se encargan de la defensa de los animales. Quieren hacer una nueva versión de “con mis hijos no te metas” pero ahora es “con mis pitbull no te metas”, porque ellas esperaban que se les financiaran sus funciones sin ninguna regulación o registro”.

La regulación que pesa sobre la raza contempla la esterilización de los ejemplares, así como la prohibición de su mercadeo e importación. “Además, los actuales propietarios podrán convivir con sus mascotas durante el plazo establecido en la ley, siempre que cumplan los requisitos establecidos para que no sean un peligro. Luego de esa fecha, los Posaderos Caninos Municipales se encargarán de incautar a los animales que hayan sobrevivido y les darán asilo hasta que ocurra su muerte natural”, explicó.

Para el vicepresidente de la Comisión de Ambiente de la Asamblea Nacional, uno de los puntos más importantes es que brinda un apoyo legal a los animales domésticos que, hasta ahora, estaban desamparados. Sobre todo, considerando que cerca del 60% de los hogares venezolanos conviven con alguna mascota.

No hay comentarios: