Páginas vistas en el último mes

sábado, 21 de mayo de 2011

Mitos y leyendas del perro Pitbull


Su fama lo precede. Aunque mucha gente no conozca sus orígenes o su historia, con solo decir la palabra “pitbull” ya salen despavoridos. Es que la reputación del American Pit Bull Terrier no está a salvo, y los variados mitos y leyendas que se extienden a su alrededor no hacen más que difuminar la verdad.
Sí, es cierto, descienden de antiguos perros de peleas, que eran criados simplemente con ese fin, y cuya rudeza y habilidad en las fosas (en las que peleaban con ratas o con otros perros) se fueron perfeccionando con el tiempo. Sus antepasados eran los protagonistas de un “deporte” sanguinario que divertía a la gente de la época, hasta que las peleas fueron finalmente prohibidas en Inglaterra, aunque no desaparecieron completamente.
Pero en realidad esta raza sirvió a muchos propósitos: participó de los ejércitos; se desempeñó como perro de pastoreo; en fuerzas de seguridad; como perro de defensa y protección en casas particulares; y en la actualidad también muchos ejemplares sirven como perros de terapia. Pero parece que para la opinión pública todo esto poco importa, porque después de todo las peleas clandestinas no dejaron de existir y algunos perros poco afortunados aún siguen luchando, instigados por sus dueños a lastimar y a sacar de combate a sus oponentes.
Pero ¿qué culpa tiene el pobre perro de todo esto? ¿Qué culpa tiene él si hay gente sedienta de sangre que apuesta al posible ganador y posibilita este negocio macabro? ¿Qué culpa puede tener un Pitbull de las intenciones de su dueño, de una crianza a fuerza de golpes y humillaciones?
Cabe aclarar algo, estos perros no son agresivos por naturaleza, la fiereza es provocada, es resultado de una sociabilización nula, de golpes, de malos tratos, de aislamiento, de dueños que miden su felicidad en relación a la agresividad que demuestre su mascota, sin importar la seguridad de los suyos o la de los demás.
La imagen del perro asesino, rudo y violento se viene perpetuando hace muchos años, pero en los últimos tiempos parece que el Pitbull se ha vuelto el centro de una campaña de desprestigio por parte de los medios de comunicación, suerte que comparte con razas como el Rottweiler y el Dogo Argentino.
No es extraño que la tenencia de esta raza esté prohibida en varios países, entre los que se incluye Israel, Dinamarca, Nueva Zelanda, Holanda y Ecuador. En otros lugares del mundo, la obligación de los dueños de razas consideradas “peligrosas” a sacarlos a pasear con bozal, aunque su mascota no muestre señales de agresividad, es una ley que los ciudadanos deben cumplir para evitar posibles sanciones.
De todas maneras, la mala prensa continúa con noticias que muestran la belicosidad de estos animales y sus ataques supuestamente aleatorios y sin sentido. Mucha gente muere entre sus mandíbulas o es gravemente herida en algún ataque de locura, o esto es al menos lo que reportan los noticieros y los diarios, que no dejan de volver sobre el tema y, de paso, aprovechan para nombrar a las otras razas, que reciben el agravio de rebote, aunque ellos no hayan tenido nada que ver con el caso en particular.
El problema es que en los medios de comunicación no hacen más que mostrar la violencia de este animal para con sus dueños u otras personas, pero no suelen ocuparse de las causas reales que llevan a un Pitbull, o a ejemplares de otras razas, a mostrar señales de agresividad. La gente teme a los perros violentos y pendencieros, y se mantiene lejos de ellos, pero no relaciona la conducta de los animales con la de sus dueños, con la falta de educación en quienes deberían educarlos a ellos, en quienes deberían saber manejarlos.
Víctimas de la moda, muchos adquieren estos canidos, pero poco saben de ellos y de su cuidado, y el Pitbull puede ser una maravillosa mascota, estable, amorosa y fiel, siempre y cuando caiga en buenas manos y reciba el adiestramiento adecuado.
El American Pit Bull Terrier no es un asesino, como muchos quieren hacernos creer, es simplemente un perro incomprendido.

4 comentarios:

alex dela rosa dijo...

es una rasa mui leal y cariñosa y nopodemos culparlos porlo que los hombres lo obligan aser para contentar a su amo

Anónimo dijo...

Lo que tú quieras pero es potencialmente peligroso, os guste o no

Jorge Raad dijo...

el hecho de que sea potencialmente peligroso no lo hace peligroso de hecho, ipso facto, y por lo tanto carece de sustento práctico, los humanos, las armas, los autos, las motos, un jabón en la bañera, etc, pueden ser potencialmente peligros y así muchas cosas, pero todo depende del uso que le des y el cuidado que tengas al usarlo o en este caso al criarlo; eso hay que corregirlo en la mente prejuiciosa de mucha gente, la raza American Pitbull Terrier es PODEROSA, y esto quiere decir que es fuerte fisicamente y de caracter, agil, atletica, como lo son rottweiler, pastores alemanes, doberman, presa canario, dogo argentinos, etc; por este punto yo considero que estos perros deben tener un permiso especial, no vetarlos, ya que así evitaremos que ellos caigan en manos no solo inescrupulosas que los usan para pelear, sino también en familias que los crían como chihuahuas y dejan pasar ciertos comportamientos que no son aceptables. Un factor importante que hay que tener en cuenta es que así como hay humanos mas activos o mas irritables, en los perros es igual, pero no depende de razas o alguien que me diga que no ha visto un perrito chiquito y bravo,por eso se debe preparar la persona para adquirir un perrito de estas razas; no puede criarse como un perro faldero puesto que al ser poderosas un error es noticia, un chihuahua te muerde y te da risa, rango de error es cero, lastimosamente las excepciones a la regla salen en la crónica roja. Actualmente tengo una linda perrita Pitbull y es la cosa mas cariñosa con todo el mundo,claro que la he socializado desde pequeña, la saco todos los días a caminar, la he presentado a diversas situaciones, es decir que la he preparado para el mundo; en el pasado he tenido razas poderosas como sharpei, boxer, pastor aleman, y la diferencia entre los anteriores y ésta es igual a cero, un perro bien criado jamas sera peligroso por naturaleza salvo que tenga una enfermedad especifica que altere su comportamiento. A los que amamos a los animales les hago un llamado para desde donde se pueda hagamos lo posible por tumbar los prejuicios hacia los pitbulls y a los que tienen prejuicios de favor les pido que se den tiempo para conocer alguno, se informen y sean un poco mas justos con estos lindos y nobles perros, si este mundo hiciera un poco de lo que ellos hacen no tuviésemos los problemas que tenemos. Para terminar una frase de Lord Byron, quien dijo de su perro Boatswain cuando murio:"Aqui reposan los restos de una criatura que fue bella sin vanidad, fuerte sin insolencia, valiente sin ferocidad y tuvo todas las virtudes del hombre y ninguno de sus defectos. Estos elogios, que serian alabanzas inmerecidas de estar escritas sobre cenizas humanas, son apenas un justo tributo a la memoria de Boatswain, un perro.", Aprendamos un poco de esto.

Saludos

gil dijo...

SI QUIERES SABER QUE ES UN PIT BULL TIENES QUE HABER TENIDO UNO, Y SE DARAN CUENTA QUE ES COMO UN CACHORRO TODA SU VIDA, Y SIEMPRE DARA TODO DE SI, CON TAL DE VERTE FELIZ.....

ME DA PENA LAS PERSONAS QUE TRATAN DE CATALOGAR A ESTA RAZA COMO PELIGROSA, NO TIENE NI IDEA DE LO QUE DICEN.

ME IMAGINO QUE ESE TIPO DE PERSONAS TAMBIÉN SON RACISTAS, HOMOFOBICAS, ETC, QUE PENA.